Tras la emergencia por inundaciones en La Mojana, WFP apoyará los esfuerzos de asistencia humanitaria del Gobierno Nacional

El pasado 2 de octubre, el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, anunció los avances en las obras de emergencia en la región de La Mojana para mitigar el impacto generado tras el rompimiento de un dique en el sector de Caregato. Desde finales de agosto, las inundaciones han afectado a la subregión de La Mojana, que actualmente se encuentra en emergencia por el desbordamiento del río Cauca, afectando a más de 150.000 personas.

A este esfuerzo se suma el Programa Mundial de Alimentos (PMA o WFP, por sus siglas en inglés), organización galardonada con el Premio Nobel de la Paz en 2020, la cual ha movilizado recursos para brindar asistencia humanitaria y proteger la seguridad alimentaria y nutricional de un grupo inicial de 20.000 personas en los municipios más afectados, trabajando de forma coordinada con diferentes entidades y autoridades del orden nacional y local, incluida la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos de Desastres (UNGRD).

La Consejera Presidencial para la Niñez y la Adolescencia, Carolina Salgado, afirmó que “trabajamos multisectorial y oportunamente con el objetivo de generar acciones que favorezcan el desarrollo y protección de las niñas, niños, adolescentes y sus familias en todo el territorio. Es por ello que llegamos a los municipios afectados por la ola invernal en los departamentos de Córdoba, Sucre y Antioquia con asistencia alimentaria para 20.000 personas.

Agradecemos al Programa Mundial de Alimentos (WFP) por este trabajo comprometido y decidido que se traduce en respuestas inmediatas y concretas para quienes sufren circunstancias dolorosas”.

Tras la emergencia por inundaciones en La Mojana, WFP apoyará los esfuerzos de asistencia humanitaria del Gobierno Nacional
Tras la emergencia por inundaciones en La Mojana, WFP apoyará los esfuerzos de asistencia humanitaria del Gobierno Nacional | Cortesía

En esta primera fase, el WFP ha iniciado ayer las entregas mensuales de alimentos en los municipios de Ayapel, Achí, San Jacinto, San Marcos y Nechí, por un periodo de tres meses. De acuerdo con la disponibilidad de recursos, el WFP podría expandir la asistencia a municipios aledaños para llegar a más personas damnificadas.

“Las comunidades más afectadas en zonas de difícil acceso son nuestra prioridad. Desde el WFP, apoyamos al país en todos los esfuerzos dirigidos a enfrentar emergencias y desastres climáticos y naturales que ponen en riesgo las vidas de los más vulnerables. Este apoyo complementa la respuesta del Gobierno de Colombia en La Mojana, procurando mitigar los impactos en la nutrición, la seguridad alimentaria y los medios de vida de las poblaciones afectadas, creando resiliencia, sin dejar a nadie atrás”, señaló Carlo Scaramella, Director del WFP en Colombia.

El apoyo brindado por esta organización responde al resultado de una evaluación conjunta (MIRA) que señala que la alimentación es la necesidad principal por cubrir con los damnificados, debido a la pérdida de sus cultivos, lo que ha afectado gravemente los medios de vida de la población llevándolos a reducir la ingesta y el consumo de alimentos diarios.

Fuente Presidencia de la República
Más Noticias