Segunda etapa del Ecoparque Mallorquín ya muestra avances significativos

Sesenta días después de haberse iniciado la instalación de las estructuras en la segunda etapa del Ecoparque Mallorquín los trabajos muestran avances significativos.

En un nuevo recorrido de inspección, el alcalde Jaime Pumarejo Heins destacó el ritmo de los trabajos: Hace 60 días, todo esto que vemos aquí no existía. Esta es la unidad funcional 2, que ya está muy cerca a empezar a montar los tableros. Se vale soñar, lo que hace dos años y medio era un sueño, hoy ya toma forma. Aquí caminaremos, haremos avistamiento de aves, deportes náuticos y estaremos en comunión con la naturaleza. Así creamos biodiverciudad, y calidad de vida”.

El mandatario distrital resaltó que, al mismo tiempo, ya se está trabajando para unir la primera etapa con la segunda y que luego esta estructura atravesará hacia la otra parte de la ciénaga.

Observando los lugares por donde barranquilleros y turistas podrán caminar, practicar deportes náuticos y hacer diversas actividades, el alcalde dijo que “vamos a empezar a construir la piscina natural, un círculo acá, la parte de avistamiento de aves, así que antes de un año estaremos viendo la ciénaga de Mallorquín al servicio de los barranquilleros, generando empleo, calidad de vida y preservando la ciénaga, porque ahora que la estamos viendo nos damos cuenta de que estábamos de espaldas a este tesoro”.

Pumarejo se refirió a otro componente importate de la recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín, que facilitará la llegada de visitantes para hacer ecoturismo. “El otro año ya vamos a tener andando el tren turístico que nos llevará hasta la playa de Puerto Mocho y terminada la recuperación de la playa”.

Asimismo, el alcalde señaló que la recuperación de las aguas va de la mano con las estructuras que se están instalando, porque se trata de una recuperación integral de un cuerpo de agua que durante décadas estuvo olvidado. Esta labor se hará en conjunto con la CRA. “En muy pocos días empiezan a llegar las microalgas que fueron cultivadas de algas propias de la ciénaga para mejorar la calidad del agua. La naturaleza es tan increíble y tan resiliente que la calidad de agua en este sector no es del todo mala, inclusive es buena, pero hay sectores muy cerca del arroyo León donde hay que recuperar la calidad de agua porque llegan vertimientos. La misma naturaleza se encargará de limpiarla, lo que llaman soluciones basada en naturaleza, usando el crecimiento exponencial de microalgas que vuelven a ser vertidas y se encargan de limpiar las aguas servidas que están llegando”, manifestó.

Fuente Alcaldía de Barranquilla
Más Noticias