Uninorte lidera estudio sobre prevención de diabetes en Barranquilla y Bogotá

La diabetes mellitus tipo 2 (DT2) es un trastorno del metabolismo en el que el cuerpo no genera suficiente insulina, la cual es necesaria para regular la glucosa en la sangre. Si la glucosa se acumula y no ingresa correctamente a las células, se pueden producir complicaciones en los riñones, nervios, ojos y pies, al tiempo que aumenta el riesgo de enfermedades cardiacas, óseas y de las articulaciones. Hoy es considerada un problema de salud pública a nivel global y nacional, tanto por el número de personas afectadas como por el impacto directo de su manejo en los servicios de salud y su asociación con enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

Es por eso que el departamento de Salud Pública de la Universidad del Norte, en compañía de la Asociación Colombiana de Diabetes, lidera desde enero de 2017 el proyecto Predicol: la implementación y evaluación de un programa de modificación de estilos de vida para la prevención de diabetes tipo 2 (DT2) en adultos que residen en Barranquilla y Bogotá. Con financiamiento de Colciencias, es uno de los pocos proyectos de su tipo que se desarrollan en Latinoamérica.

La investigación generó este año resultados preliminares, producto de más de 3400 encuestas hechas en la capital del Atlántico, en el barrio El Pueblo y sus zonas de influencia (barrio Los Ángeles I y II y barrio La Paz), y en Bogotá en el barrio Palermo Sur. Estos resultados permitieron identificar que cerca del 53 % de la población tiene un alto riesgo de desarrollar DT2. De estos, aproximadamente el 62 % aceptó realizar la prueba de tolerancia oral a la glucosa (PTOG) y el perfil lipídico, detectando que el 10 % son diabéticos.

Las personas con más riesgo de padecer diabetes son sometidas a un programa de intervención, que inició en abril de 2018, enfocado en la actividad física y el cambio de la forma de alimentación para la prevención de diabetes. Son diez sesiones en el que profesores y estudiantes de Medicina y Enfermería desarrollan talleres informativos y jornadas de ejercicio físico.

“Todo al que le encontramos riesgo (en Barranquilla) lo llevamos al centro de salud (Camino Suroccidente) para que se haga exámenes gratuitos. Damos las clases en el sitio de la comunidad para prevenir desarrollo de diabetes tipo 2 y síndrome metabólico (un conjunto de alteraciones relacionadas con el aumento de peso) y adopten estilos de vida más saludables”, explica Tania Acosta, doctora en Epidemiología, profesora del departamento de Salud Pública e integrante del grupo de investigación.

En Barranquilla el estudio es apoyado por la Secretaría de Salud en la etapa de tamización, participando activamente los coordinadores y caminantes de la salud de la IPS Universitaria y los auxiliares de investigación contratados para la formación y búsqueda casa a casa de individuos. El proyecto termina este año y la idea es que la investigación sirva de insumo para implementar a futuro programas de prevención de diabetes en otros centros de salud del país. Al cabo de un año se analizará si los participantes del proyecto han tenido cambios positivos en su salud, lo que significaría su correcto funcionamiento.

Fuente Universidad del Norte
Más Noticias