Presidente Iván Duque sanciona la ley de Etiquetado Frontal de alimentos ultraprocesados

Con la denominada “Ley de Comida Chatarra”, Colombia avanza en la implementación de una medida de salud pública, que permitirá identificar mediante sellos frontales, con información clara y sencilla, aquellos productos que tengan exceso de azúcar, sodio o grasas y así proteger la salud de niños, niñas, y todos los colombianos. La ley no contiene prohibiciones de producción y comercialización.

La sanción presidencial de la ley de Etiquetado Frontal de productos ultraprocesados, además de ser una excelente noticia para la salud de todos los colombianos, coincide con una tendencia global, que cuenta con el respaldo de organizaciones como la Organización Mundial de la Salud, y que en muchos países de Latinoamérica ya ha sido adoptada mediante leyes de etiquetado.

Este es un triunfo y un logro de miles de ciudadanos, que, tras una intensa campaña, le reclamaron al Congreso legislar en favor de su derecho a la información y a la salud. Con esta ley estamos garantizando que los colombianos tengan información honesta, sencilla y clara, para cuidar su salud, que les permita tomar decisiones sobre el consumo o no de productos con excesivos niveles de azúcar, sodio, grasas y edulcorantes, sin necesidad de prohibir absolutamente nada, solo exigimos información clara. La oposición que hicieron los grandes gremios industriales y el Ministerio de Comercio fue impresionante, pero finalmente logramos que los intereses de salud de los ciudadanos primaran sobre los intereses de la industria.” expresó el representante por el Partido Verde Mauricio Toro, coautor de la ley.

El Proyecto ordena al Ministerio de Salud adoptar un reglamento para definir el etiquetado de productos ultra procesados que excedan sus contenidos de azúcares, sodio o grasas, mediante un sello frontal de advertencia, sencillo y claro, tomando en consideración la mayor evidencia científica existente. Este etiquetado hace parte de las recomendaciones que promueven organismos internacionales como la Organización Panamericana de la Salud y UNICEF y que ya fue aprobada en Chile, México, Uruguay y Perú, países en los que ha demostrado ser una medida efectiva en la reducción de los índices de obesidad de la población.

Los principales puntos que contempla la ley son:

  • Obliga a los fabricantes de comestibles ultra procesados con exceso de sodio, grasas saturadas o azúcar, a colocar en la parte frontal del empaque un sello con información clara y sencilla, que advierta al consumidor que ese producto es alto en esos ingredientes.
  • Entrega al Ministerio de Salud la responsabilidad de definir qué es un ultra procesado basado en la evidencia científica de la Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud.
  • Ordena al Ministerio de Salud, en un plazo de un año, definir el etiquetado de productos ultra procesados mediante un sello frontal de advertencia, sencillo y claro, de alto impacto y de fácil identificación y comprensión para los consumidores.
  • Faculta a la Comisión de Seguridad Alimentaria y Nutricional para diseñará herramientas educativas con información y procesos educativos sobre los hábitos y estilos de vida saludables.
  • La Comisión de Regulación de Comunicaciones debe autorizar espacios institucionales en todos los canales de televisión abierta para promover hábitos saludables.
  • El Invima controlará que la información sea verídica y que corresponda al contenido real de los productos.
Fuente Cámara de Representantes
Más Noticias