Pese a la alta sedimentación, Zona Portuaria de Barranquilla se mantiene operativa

El calado restringido de 8 metros de profundidad, se debe a unos puntos críticos que están siendo intervenidos por la draga ‘Bartolomeu Dias’.

Ante el incremento de los niveles y corrientes del río Magdalena a causa de la fuerte temporada de lluvias registrada en estos últimos meses del año, la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena) continúa realizando las labores de dragado en la Zona Portuaria de Barranquilla, a pesar del aumento en la tasa de sedimentación que pasó de 7 mil m3 día a 23 mil m3, valor que históricamente no se había presentado en el Puerto.

Ese proceso natural, se debe al material erosionado río arriba que se queda en suspensión y por las fuertes corrientes se posa en la desembocadura, haciendo que se formen masas mayores que sedimentan el ancho del canal con más facilidad y reducen las condiciones de navegabilidad.

Tenemos una restricción en el calado a 8 metros, producto de unos puntos bajos que se están presentando en tres sectores: Bocas de ceniza, kilómetro 7 y kilómetro 14. Sin embargo, en este momento la draga está atacando el punto más crítico que es Bocas de Ceniza y se espera que dicha condición sea levantada el día de hoy y mañana, dependiendo de la condiciones océano atmosféricas que se presenten”, explicó Bladimir Salcedo, Jefe del Centro de Investigación e Ingeniería de Cormagdalena (CIIC).

Por su parte, Bob Michta, representante legal de la European Dredging Company, perteneciente al grupo Jan de Nul confirma la continuidad y persistencia por la que atraviesa la labor de la draga ‘Bartolomeu Dias’.

“En este momento dragar el canal de acceso ha sido una medida preventiva. Lo que está haciendo la draga es vaciar el pozo de sedimentos, sin embargo, si aguas arriba hay un fenómeno que arrastra ese material y vuelve a llenar ese pozo en un día o dos, retomamos la remoción en dichos puntos, articulándonos con la Dimar y Asoportuaria para trabajar en función de los calados de las embarcaciones que ingresarán”, señaló Bob Michta.

Igualmente, agregó que el fenómeno de sedimentación es alto, pero gracias a los recursos invertidos para el mantenimiento del canal no tuvo que cerrarse la Zona Portuaria de Barranquilla.

“Nosotros dejamos Bocas de Ceniza el 15 de junio con más de 12 metros de profundidad y un mes después estaba en 6 metros, lo que demuestra que se debe hacer un trabajo de dragado constante para garantizar la navegabilidad en el río Magdalena y la actividad portuaria en la ciudad de Barranquilla”, agregó.

Ante la situación, Cormagdalena confirmó que el tránsito fluvial que se encuentra programado está garantizado, gracias a las acciones planificadas de la draga para asegurar el calado que requieren las embarcaciones.

Más Noticias