Gobernación pide apoyo a Supersalud para recuperación de red hospitalaria en el Atlántico

El superintendente de Salud, Fabio Aristizábal, conoció de primera mano la realidad financiera y de servicios que vive la red hospitalaria departamental, afectada principalmente por el no pago de la deuda de muchas empresas prestadoras de salud, las cuales fueron liquidadas y esos recursos no han podido ser recuperados.

«Hemos pedido al Superintendente de Salud un apoyo especial para que el proceso que hemos iniciado de recuperación de nuestra red hospitalaria, que marcha por muy buen camino, sea más rápido y efectivo», precisó el gobernador Verano al finalizar el recorrido con el Supersalud a los hospitales de la red pública del Atlántico.

Verano sostuvo que el trabajo de rescate avanza, pero requiere de la intervención del Gobierno Nacional. «Nos hemos visto afectados financieramente ante el no pago de servicios prestador por parte de las EPS que se quebraron y nadie responde por esos recursos».

El mandatario manifestó que se requiere también el apoyo de la Superintendencia para la venta de los servicios hospitalarios.

«Durante estos últimos tres meses, nos hemos dedicado a rescatar los diferentes servicios que tiene, por ejemplo, el Hospital Cari, como imagenología, laboratorio, UCI, para comenzar a recibir a un número importante de clientes. Es ahí donde requerimos las gestiones del Superintendente de Salud ante las EPS del país para poder incentivar la venta de servicios médicos».

Gobernación pide apoyo a Supersalud para recuperación de red hospitalaria en el Atlántico
Gobernación pide apoyo a Supersalud para recuperación de red hospitalaria en el Atlántico | Cortesía

El secretario de Salud Departamental, Armando de la Hoz, agradeció al Superintendente su acompañamiento para r conocer de cerca el estado de los hospitales Departamental de Sabanalarga, el Juan Domínguez Romero de Soledad, el Hospital Departamental Niño Jesús, y el Hospital Universitario Cari E.S.E.

«El compromiso del Supersalud ahora es avanzar en unos puntos fundamentales a nivel del gobierno central para cada una de las entidades de salud del Atlántico, teniendo su protección en los procesos contractuales y en los jurídicos de recuperación de cartera», enfatizó el funcionario.

De la Hoz también expresó su agrado por el mejoramiento de las condiciones contractuales, del flujo de recursos a través de los pagos de las EPS, que garantizarán la vida de los hospitales y la optimización de sus servicios para los atlanticenses.

El Superintendente de Salud resaltó que en octubre de 2018 estuvo en el Cari y se llevó una impresión muy triste al ver su estado, pero ahora su imagen cambió.

«Esta es una infraestructura que necesita recuperar el país. Hoy me complace observar cómo tiene una cara distinta. Me complace mucho la forma como el gobernador Verano, el secretario de salud Departamental y la nueva administración del Cari están dándole un aire nuevo al hospital».

Gobernación pide apoyo a Supersalud para recuperación de red hospitalaria en el Atlántico | Cortesía

Y agregó que al ver un hospital digno, limpio, decente, con recuperación de equipos y puesta en marcha de la prestación de servicios se nota la efectividad del proceso de recuperación.

«Este avance nos anima a apoyarlos en la contratación que impulsamos en la red pública del país. Estos hospitales son vitales para la población y tenemos que recuperarlos, ya que necesitamos atender dignamente a nuestra población y a los inmigrantes».

Respecto a la atención de la población venezolana, indicó que les ha recomendado a las Gobernaciones que facturen los servicios prestados, ya que el Gobierno nacional debe apropiar unos recursos adicionales para su pago.

«Con el Acuerdo de Punto Final, vamos a determinar las obligaciones entre actores del sistema de salud, siendo el propio Estado uno de los que debe pagar lo que debe y corresponde asumir», manifestó el Superintendente.

En referencia a su visita al Hospital Niño Jesús, dijo que hay una alta ocupación en la atención de mujeres venezolanas embarazadas, lo cual genera un déficit presupuestal al hospital mes a mes.

«Me voy con la inquietud de la situación que vive el Niños Jesús ante la gran ocupación de madres migrantes. Cada mes que pasa, el hospital se endeuda atendiendo esta población. Necesitamos garantizar el flujo corriente de recursos para mantener su infraestructura y poder pagar a sus trabajadores y proveedores. Y en este sentido reconocemos la labor de la Gobernación y los vamos a apoyar», anotó.

A esa situación, se suman los costos generados por la atención humanitaria en salud, que entre 2017 y 2018 sumaron cerca de $17.000 millones, que el Departamento está haciendo a la población venezolana asentada en Atlántico.

Fuente Gobernación del Atlántico
Noticias
Comentarios