Fitch Ratings afirma las calificaciones de riesgo de Barranquilla en «BB» con perspectiva estable

La agencia internacional de calificación crediticia Fitch Ratings anunció la afirmación de las calificaciones de riesgo del Distrito de Barranquilla. La calificación internacional de riesgo emisor (IDR) a largo plazo en monedas extranjera y local se mantiene en ‘BB’ con perspectiva estable. Asimismo, se ratifican las calificaciones nacionales a largo y corto plazo en ‘AA(col)’ con perspectiva estable y ‘F1+(col)’ respectivamente.

En cuanto a la emisión de bonos en el mercado local por hasta 650.000 millones de pesos, Fitch Ratings ratifica la calificación de largo plazo en ‘AA(col)’. Además, se confirma el perfil crediticio individual (PCI) en ‘bb’.

La entidad explica en su informe que las calificaciones de Barranquilla reflejan una combinación del perfil de riesgo de ‘Rango Medio Bajo’ y un puntaje de sostenibilidad de la deuda en niveles de ‘a’.

Se destaca además la mejora en el balance operativo de la ciudad, que superó las estimaciones previas de la calificadora de riesgos para el año 2022. Aunque se espera que este margen se modere en 2023 debido a un contexto de crecimiento complejo y un aumento en el nivel de endeudamiento, Fitch Ratings proyecta que las métricas crediticias de Barranquilla se mantendrán dentro de rangos adecuados para su calificación actual.

Según la secretaria de Hacienda del Distrito, Lanny Quintero, estos resultados demuestran que Barranquilla ha mejorado más de lo esperado en términos de ingreso operativo disponible para inversiones en infraestructura y servicio de deuda. La mejora en los indicadores de repago y cobertura de la deuda también se destaca, lo que indica, según la funcionaria, que el Distrito tiene una mayor capacidad para cumplir con sus compromisos financieros utilizando sus propios recursos, sin necesidad de aumentar tarifas o imponer nuevos impuestos.

Fitch Ratings también resalta la diversificada base productiva de Barranquilla, que incluye numerosas empresas privadas en los sectores industrial y comercial. Esta diversificación favorece la recaudación tributaria y contribuye a la fortaleza económica de la ciudad.

Cabe mencionar que Fitch Ratings clasifica a las entidades territoriales colombianas, incluyendo Barranquilla, como gobiernos tipo B, caracterizados por cubrir el servicio de deuda con su flujo de caja anual.

Más Noticias