Exalcalde de Gamarra y su hermano enfrentan imputaciones por corrupción en caso Odebrecht

La Fiscalía General de la Nación presentó ante un juez de control de garantías a cinco individuos presuntamente vinculados a un entramado de corrupción relacionado con la constructora Odebrecht. Estas personas, entre ellas el exalcalde de Gamarra (Cesar), Gabriel Alberto Giraldo Escudero, y su hermano Jaime Helí Giraldo Escudero, enfrentan cargos por delitos como lavado de activos, enriquecimiento ilícito de particulares y falsedad en documento privado.

También fueron vinculados los representantes legales de la empresa Midas S.A.S, Wilson Ruiz Tello y Carlos Emilio Abuabara Vega; y la propietaria de la citada compañía, Lina María Bermúdez Aljuri.

Sobornos y contratos ficticios

La investigación sugiere que en septiembre de 2015, el entonces director de la zona norte del Consorcio Constructor Ruta del Sol (Consol), Marcio Marangoni, se reunió en una finca de Gamarra (Cesar) con Otto Nicolás Bula Bula y Federico Gaviria Velásquez para definir la forma en la que les harían llegar los dineros prometidos por garantizar la adición del tramo Ocaña – Gamarra al proyecto ‘Ruta del Sol II’.

Luego de dos encuentros definieron que acudirían al entonces alcalde de Gamarra y a su hermano para que facilitara el flujo de los recursos ilícitos.

En el curso de la investigación se estableció que el entonces mandatario, al parecer, consiguió que la empresa Midas S.A.S., en la cual trabajaban varios exfuncionarios de la Alcaldía de Gamarra, se prestara para celebrar contratos ficticios con el fin de dar apariencia de legalidad a los sobornos enviados por Odebrecht.

Contratos cuestionables y pagos ilícitos

El 24 de noviembre de 2015, Midas S.A.S. suscribió un primer contrato con Consol para el transporte y suministro de agregados pétreos. La Fiscalía evidenció que la mencionada empresa no tenía infraestructura ni capacidad para cumplir el objeto previsto. Sin embargo, recibió un anticipo de aproximadamente 1.200 millones de pesos.

De otra parte, el 11 de enero de 2016, Midas S.A.S firmó un contrato con el Consorcio Navelena, del que hacía parte Odebrecht. El propósito era el mismo del contrato anterior y por la supuesta realización de las actividades contempladas se pagó un anticipo de 1.639 millones de pesos.

En el momento de celebrarse estos dos contratos, los representantes legales de Midas S.A.S. eran los señores Ruiz Tello y Abuabara Vega. Las evidencias indican que, al parecer, el primero tomó 963 millones de pesos; y el segundo 222 millones de pesos. El resto del dinero presuntamente lo dirigieron a Otto Bula y a otras personas que sirvieron de intermediarias de Odebrecht.

Estas actuaciones ilegales habrían sido de pleno conocimiento de la propietaria de la empresa que fungía como contratista.

Imputaciones y negación de cargos

Una fiscal del Grupo de Tareas Especiales para el caso Odebrecht imputó a los señalados implicados los siguientes delitos:

  • Gabriel Alberto Galindo Escudero y Jaime Helí Giraldo Escudero, los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito de particulares.
  • Lina María Bermúdez Aljuri, el delito de enriquecimiento ilícito de particulares.
  • Wilson Ruiz Tello y Carlos Emilio Abuabara Vega, los delitos de lavado de activos, enriquecimiento ilícito de particulares, enriquecimiento ilícito propio y falsedad en documento privado.

Los cargos no fueron aceptados por los procesados.

Más Noticias