Etcar adelanta el mantenimiento de murallas y fortalezas de Cartagena de Indias

La Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar), encargada del mantenimiento y conservación de las fortificaciones de la ciudad por designio del Ministerio de Cultura, realiza acciones de mantenimiento en varios puntos del recinto amurallado y en las fortificaciones de Bocachica, así como el desarrollo de la obra civil del Centro de Interpretación de las Fortificaciones en el Castillo de San Felipe de Barajas.

Para ejecutar las actividades de mantenimiento, la Etcar trabaja con la mano de obra calificada de técnicos egresados de la institución, bajo la guía de maestros con experiencia en las técnicas de construcción tradicionales que se requieren para estos Bienes de Interés Cultural (BIC), y la supervisión de arquitectos restauradores de la entidad.

Murallas del Centro Histórico

En el baluarte de Santa Clara, la Etcar realizó la refacción del solado (piso), cuyos elementos del mortero como la piedra de canto rodado o chinita, se encontraban al descubierto a causa de la exposición a la intemperie.

El solado es un mortero de poco espesor dispuesto sobre la muralla con el objetivo de cubrir el terraplén (relleno de las murallas), propiciando la correcta evacuación de las aguas hasta los puntos de desagüe, para evitar filtraciones hacia el material fino del terraplén y garantizar un recorrido seguro para los visitantes.

Asimismo, a las ocho réplicas de cureñas (soporte en madera para los cañones) ubicadas en el baluarte de San Ignacio, se les realizó mantenimiento correctivo, que consistió en el desmonte de los cañones, traslado al taller de Carpintería de la Escuela Taller, mantenimiento o injerto de piezas averiadas y retorno de las piezas a su ubicación en el baluarte. Mientras tanto, a la cureña ubicada en la cortina de muralla entre los baluartes de Santa Bárbara y San José en Getsemaní, la Etcar le practicó un mantenimiento preventivo en pintura.

Por otro lado, la Etcar se prepara para iniciar la intervención de la popular murallita del diablo, una muralla sencilla desde el punto de vista de su espesor, ya que no posee algunas de las partes que conforman el cuerpo perfecto de las murallas, como lo son la escarpa y el terraplén, con una longitud de aproximadamente 70 metros lineales, ubicada en la zona contigua a la Institución Universitaria Mayor de Cartagena.

La exposición a las lluvias y a las brisas ha ocasionado la pérdida de su pañete, sin embargo, en la parte superior y la base de la muralla se conserva un mortero delgado que servirá como testigo (ejemplo) para recuperar la superficie.

Otra de las intervenciones en el recinto amurallado será la consolidación de los elementos afectados en el garitón del baluarte de Santiago Apóstol, tras sufrir el impacto de un rayo el pasado 12 de agosto.

Al realizar un registro y análisis visual del estado de este icónico elemento de la ciudad, la Etcar determinó que el fenómeno natural causó la pérdida del pináculo, que es el elemento ornamental ubicado en la cima de las garitas, también la fragmentación de parte de la cornisa o moldura superior que cierra el tambor del garitón, y el desprendimiento de algunos ladrillos en parte del dintel plano de acceso.

Fortificaciones de Bocachica

Mientras tanto, en el fuerte de San José de Bocachica, la Escuela Taller Cartagena de Indias, se encuentra realizando la refacción del camino de acceso a la fortificación, la costura de grietas en la rampa de acceso a su segundo nivel y la reparación del enrase (parte superior) de los merlones.

Centro de Interpretación de las Fortificaciones

En cumplimiento de lo estipulado en el Plan Anual de Mantenimiento de las Fortificaciones 2022, la Etcar avanza en la obra civil de lo que será el Centro de Interpretación de las Fortificaciones, ubicado al interior de la batería de San Lázaro del Castillo de San Felipe, donde anteriormente funcionaba la administración de la fortificación y el centro de audiovisuales CAVI.

El director de Obras, Mario Zapateiro Altamiranda, explica: Los trabajos consisten en la definición de los espacios a través de muros divisorios de construcción en seco, la instalación de cielo raso, pisos, estucos interiores e instalaciones eléctricas básicas para llevar energía a cada uno de los puntos de las exposiciones. Adicionalmente haremos la impermeabilización de toda la batería de San Lázaro en su parte superior, ya que al ser una obra de los años 80 ha tenido un desgaste que causa filtraciones. También se modernizó el sistema de aire acondicionado, el cual entrará en funcionamiento cuando tengamos los vidrios y el cielo raso”.

El proyecto del Centro de Interpretación de las Fortificaciones será un espacio dedicado a narrar la historia del sistema defensivo de Cartagena de Indias, desde sus inicios hasta la actualidad, pasando por los indígenas calamarí, el contexto histórico y geográfico de su construcción, su época de esplendor, decadencia, nuevos usos y conservación, a través de elementos interactivos, audiovisuales e incluso arqueológicos, para propiciar en los visitantes una experiencia inigualable de comprensión del Paisaje Cultural Fortificado de la ciudad, integrando la museología, museografía y restauración.

Otros trabajos en San Felipe

Tal como se le realizó a las cureñas del baluarte de San Ignacio, a los soportes ubicados en el Bonete de la fortificación también se les hará reparaciones cuyo procedimiento incluye el desmonte, el reemplazo de piezas y pintura.

A este mantenimiento de piezas de artillería, se une la adecuación del entorno del cañón y cureña ubicados al final de la rampa de acceso al San Felipe, a los cuales se les hizo una plataforma y cerramiento con el objetivo de propiciar su conservación y protección como elemento museográfico.

Fuente Alcaldía de Cartagen
Más Noticias