Defensoría advierte riesgos de disturbios y asonadas durante elecciones en la Región Caribe

El Defensor del Pueblo, Carlos Camargo Assis, expresó su preocupación ante la posibilidad de que se escalen los niveles de conflictividad social en el marco del proceso electoral que se avecina en 133 municipios de 24 departamentos. Esto se debe a diversos factores de riesgo que podrían dar lugar a alteraciones del orden público durante o después de la jornada democrática.

Según el Observatorio de Conflictividad Social, se ha identificado la posibilidad de actos que perturben el proceso democrático y den lugar a alteraciones del orden público, como manifestaciones, protestas, disturbios y asonadas, debido a posibles inconformidades de ciudadanos con los resultados electorales del 29 de octubre.

El informe señala que los departamentos con mayor riesgo son Bolívar, Antioquia, Chocó, Sucre, Magdalena, Caldas, Meta, Córdoba, Santander, Cauca, La Guajira, y Boyacá. Además, se menciona que en Bogotá, las localidades de Bosa, Ciudad Bolívar, Usme, Sumapaz, Kennedy y Suba representan riesgo.

Los principales factores de riesgo identificados incluyen irregularidades electorales, antecedentes de protestas en elecciones anteriores, movilizaciones y manifestaciones previas a las elecciones, resoluciones relacionadas con la revocatoria de inscripción de candidatos, polarización política y ataques entre candidatos y partidos.

En lo que va del año, se han registrado manifestaciones relacionadas específicamente con las elecciones en varios departamentos, lo que se suma a un aumento del 26% en los conflictos sociales en comparación con el año anterior.

La Defensoría del Pueblo hizo un llamado a las autoridades y a los candidatos para adoptar medidas de prevención y evitar situaciones que afecten la vida, integridad y libertad de los ciudadanos, así como los derechos a elegir y ser elegido. Recomienda al Ministerio del Interior, la fuerza pública y los candidatos implementar medidas de contingencia, establecer canales de comunicación eficaces y reforzar la seguridad en puestos de votación y sedes electorales.

El Defensor del Pueblo también destaca la importancia del diálogo y la resolución pacífica de conflictos, ofreciendo la mediación de la institución para facilitar canales de comunicación y promover la participación democrática de manera pacífica y segura.

Más Noticias