Contraloría pone la lupa al aumento de Tarifas de Energía en la Región Caribe

La Contraloría General de la República, a través de su Delegada de Minas y Energía, informó que está llevando a cabo un estudio exhaustivo sobre el abrupto y al parecer injustificado aumento de las tarifas de energía en la Región Caribe y el resto del país.

La Contraloría anunció que está evaluando minuciosamente la pertinencia de los costos de las tarifas de energía y gas combustible como herramientas para la implementación de políticas de prestación de servicios públicos. También se están analizando sus impactos fiscales en los esquemas de subsidios correspondientes.

Preocupaciones de la Contraloría

La Entidad de control dio a conocer sus preocupaciones sobre varios aspectos, incluyendo la demora en la adopción de medidas efectivas para resolver los problemas de liquidez de las empresas comercializadoras, así como la exposición a los precios volátiles de la bolsa de energía y la suspensión de contratos de energía a largo plazo, que aumentan la incertidumbre en el sector.

Para la Contraloría General de la República, es fundamental tomar medidas integrales para garantizar la expansión de la oferta de energía y mantener la estabilidad regulatoria y contractual, lo que a su vez asegura la prestación del servicio de energía en el país. El estudio sectorial sobre servicios de energía y gas se centrará en aspectos como el comportamiento de los costos unitarios, medidas regulatorias y la evolución de los subsidios frente a las tarifas.

El Contralor Delegado de Minas y Energía, Germán Castro Ferreira afirmó que “surge una  preocupación inicial: se habla del desabastecimiento de hidrocarburos, de que no va a haber más exploración, y habrá suspensión de la explotación de carbón y de hidrocarburos, pero no se habla de cómo van a ser sustituidos los ingresos que dejan todos estos recursos en regalías y en el PIB.

También se refirió al incremento desmedido de las tarifas de energía eléctrica “en enero de este año la producción de energía se encontraba aproximadamente en valores cercanos a los $250 y en la última semana de septiembre de 2023 se ha llegado a precio cercanos a los $1,100, lo que significa un crecimiento de la producción con un costo superior al 300%” y señaló que le preocupante que estos incrementos de precios sean señales de posibles atrasos en el ingreso de nuevos proyectos de transmisión y/o generación.

Castro manifestó el temor por un posible apagón comercial o financiero debido a las deudas con los comercializadores por la denominada Opción Tarifaria.

Finalmente, analizarán las medidas de emergencia mediante las cuales se pretende ayudar al departamento de La Guajira, pero que han causado muchos más costos a usuarios del resto del país y que, en este momento, se suman a la coyuntura.

Más Noticias