Cámara Colombiana de la Infraestructura se pronunció ante terminación anticipada de la concesión «Autopistas del Caribe»

Ante la declaración del Ministro de Transporte, William Camargo, sobre la terminación anticipada del contrato de la concesión vial «Autopistas del Caribe», la Cámara Colombiana de la Infraestructura manifestó su preocupación e hizo un llamado a la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) para un pronunciamiento oficial.

Si se confirma la reversión al Instituto Nacional de Vías (INVÍAS), la Cámara alerta que esto podría impactar negativamente la confianza de inversionistas nacionales y extranjeros, generando un precedente lesivo para el desarrollo vial del país y creando inseguridad jurídica en el ámbito de las concesiones.

Críticas a la Falta de Gobernanza y Politiquería Irresponsable

La Cámara califica como inadmisible la falta de gobernanza para permitir el cobro de peajes y la politiquería irresponsable que, con visión de corto plazo, podría frustrar obras necesarias para la Región Caribe y Colombia en general.

Subrayan que las dificultades no provienen de errores en la estructuración de la concesión, sino de la ausencia de autoridad por parte de gobernantes de Bolívar y Atlántico.

Las dificultades para lograr el cierre financiero de esta APP de iniciativa privada no se derivan de errores en la estructuración de la concesión, sino de la ausencia de autoridad de los gobernantes de Bolívar y Atlántico que no ejercieron los instrumentos legales para restablecer la operación de la caseta de peaje en dicho municipio y la apertura y funcionamiento de la de Arroyo de Piedra” se lee en el comunicado.

La Cámara de Infraestructura defiende el modelo de concesiones como clave para la modernización de la infraestructura vial y la equidad social.

“El modelo de concesiones basado en el cobro de peajes como principal fuente de financiación ha demostrado ser efectivo y determinante para avanzar en la modernización de la infraestructura vial del país ante las limitaciones fiscales que tiene el Estado al momento de asumir esa responsabilidad con inversión pública. Este modelo garantiza el principio de equidad social porque solo quien usa lo vía paga por transitar por ella y fija tarifas de acuerdo con el impacto de las distintas categorías de vehículos en su deterioro.” Afirma la CCI.

Señalan que, contrario a los anuncios de la alcaldesa de Turbaco, Claudia Espinosa Puello, y los promotores del llamado comité antipeaje de Turbaco, el cobro del peaje debe mantenerse sobre todo el corredor de carga que cubre la concesión “Autopistas del Caribe”, aún si finalmente se declara la terminación anticipada del contrato, afirmando que no se conoce ninguna resolución de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, sobre el desmonte definitivo de dicho peaje.

“De confirmarse la cancelación anticipada del contrato de concesión de Autopistas del Caribe, los usuarios de ese corredor de carga seguirán pagando los peajes, pero no tendrán la garantía del mantenimiento y la debida operación del corredor vial ni mucho menos su ampliación a doble calzada, obras y acciones que recaería en INVÍAS, entidad que no ha demostrado ser eficiente en el cumplimiento de esa responsabilidad. Lo que se anticipa es el acelerado deterioro de ese importante corredor que conecta a Cartagena con Barranquilla y que es fundamental para su operación logística, portuaria, industrial y comercial”.

Finalmente, hicieron un llamado al Gobierno nacional y a las autoridades locales y departamentales para que asuman la responsabilidad de restablecer el cobro de los peajes de Turbaco y Arroyo de Piedra, de manera que se logre salvar la concesión “Autopistas del Caribe” que con una inversión de $4,3 billones comprende la construcción de 74 Km de segunda calzada, 20 km aproximadamente en variante, 8 intersecciones a nivel y desnivel, 16 puentes peatonales, y el mantenimiento y operación de 253 km origen – destino.

Más Noticias